sábado, 26 de noviembre de 2016

Diario #4: "Rompe las reglas."

Sácame del 'tener que'
Busca un rumbo que no tenga camino y vamos a perdernos entre el destino.
Saltemos todas las vallas que podamos.
Hagamos la paz aunque nos lo hayan prohibido.
Dejaremos que nos detengan si así podemos desnudar la verdadera justicia.
No cumpliremos ni las leyes de la gravedad.

He conocido a personas atadas por la seguridad de una vida programada.
Sigue las pautas y triunfarás.
Sigue el prototipo y triunfarás.
Dices que soy ilegal, que soy una rebelde.
No voy a conseguir nada en la vida.
Generación perdida.
Vergüenza debería de darte hacer esas cosas.
Buscas poder con una autoridad que roza la estupidez.

A la mierda.

Deja de obligarme a vivir,
deja que la vida me coja desprevenida.
Que venga y me de una hostia,
o que me coma el cuello a besos.
Preocupate por el amor, en vez de por la guerra.
Desvistete de ese traje de rey, mi mente es anarquía.

Mis esquemas están rotos desde que nací,
mi brújula se dirige hacia el más allá.
Mis sentidos tienen vida propia.
Nadie puede osar mandarme, las reglas están para no cumplirlas.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Diario #3: "Carta Express"

Si estar hasta el coño significa estar harta, lo estoy.
Tendría que haber empezado a estudiar antes, debería pensar las cosas antes de decirlas, podría haber cambiado malas actitudes que he tenido...
Pero esto me ha superado.
Hoy he explotado, y puede que mañana vuelva a coger pólvora, pero de momento, me he destruído.
Lo peor es que la culpable es la persona más inexplicable de todo el universo.
Yo.
No me puedo entender.
Porque hago las cosas y luego me arrepiento, porque soy una persona y a la vez otra muy distinta.
Y estoy harta de mí.
Como no soy buena amiga, las amigas se hartan de mi.
Soy mala hija, y mis padres se hartan de mi.
Soy mala humana, y el mundo se harta de mi.
No pido compasión, pido castigo por tan hija de puta, por loca y por egocéntrica.
Estoy hasta el coño de todo.
Hoy solo puedo decir esto de mí.